Bitácora poético/cletera...que es lo mismo ni es igual
Journal for poetry and cycling lovers ...that is the same yet it's not equal

lunes, 28 de enero de 2013

de “El Canto en la Sombra”, por/by Romeo Murga



YO SOY EL HOMBRE SILENCIOSO

Yo soy el hombre silencioso
silencioso para cantar.
No sé del grito, del sollozo
ni del ronco rumor del mar.

Mi voz ungida en suavidades
que canta lo triste y lo mío,
irá a través de las edades
como el rumor de un claro río.

No quiero que mi voz herida,
ni que mi canción dolorida,
por sobre los humanos yerros,
                dolor derroche;
tal el ladrido de los perros
                en la noche.

Mi dolor es hondo y eterno,
pero en mi canto se hace leve,
frente a la alegría encendida;
es un albo copo de nieve
para las llamas de la vida.

Mi voz no ha de amargar la fiesta
de los que se embriagan en esta
                vida mortal;
de mi corazón al abrigo,
yo me quedo solo conmigo
y con mi mal.

No turbaré el albo reposo,
ni el alborozo jubiloso
de los que se entregan a amar.
En mí no hay grito ni sollozo.
Yo soy el hombre silencioso
                para cantar.


I AM THE SILENT MAN 
 
I am the silent man,
silent to sing
I don’t know of shouting, or mourning
or the hoarse rumor of the sea.

My anointed voice on every smoothness
that sings what’s mine and sad
will endure through all ages
as a clear river’s rumor.

I don´t want that my wounded voice
neither my song of grievance
among the humans errors,
squander its pain;
as the barking of the dogs
in the night.

My sorrow is deep and eternal
but in my singing becomes benign,
in front of the aglow joy;
it´s a white snow flake,
to the flames of life.

My voice won't sour the feast
of those who are inebriated
in this mortal life;
from my heart to the shelter,
I remain alone with myself
and my ill.

I won't disturb the white resting,
neither the exhilarating jubilee
of those who surrender to love.
Within me there’s no shouting , nor mourning.
I’m the silent man
to sing.


Romeo Murga (1904-1925) - Editorial Tegualda (1946)

viernes, 25 de enero de 2013

de "Prójimo", por/by Homero Castillo Durán



MOMENTO

¡Ay! invisible libertad
En la pubertad de tu anhelo
Miras al cielo gimiendo
Amor ¿dónde estás?
Gimes tu sueño invencible
En la voz de un poeta.
MOMENT

Ay! Invisible liberty
In the puberty of thy yearning
you look to the sky, moaning
love, where are you?
Humming your invencible dream
in the voice from a poet. 

Extraído de / Extract from "Prójimo" (1984)

lunes, 21 de enero de 2013

de "Sólo Poemas", por Wally

ELLAS

Enlutada va tu raza,
con rastros de sufrimiento
tus miradas van perdidas
y tus recuerdos son negros.

Tu esposo quedó en los campos.
No enterraste a tus muertos
y el niño que al mundo vino
quedó mirando hacia el cielo.

Tus gemidos no se escuchan,
se perdieron con el viento,
con el rugir de las bombas
que arrasaron con tu pueblo.

Y tú caminas, caminas,
cubierta de un velo negro,
seguida de otras siluetas
que en silencio van al éxodo.

Tus pequeños pies van rojos
cubiertos por grandes llagas.
Olvidaron el dolor...
no dejaron que sanaran.

Mujer, sigue tu camino,
madre que vas enlutada,
busca tu esposo en mi esposo,
y a tu hijo en mis entrañas.

Damasco, 1968 –

Extraído de "Sólo Poemas" (1973) por Wally de Gómez Correa
Ediciones del Grupo Fuego de la Poesía

viernes, 18 de enero de 2013

Bebiendo de ti - por Mario Reyes Spindler

En las caídas mortales de mi vida
yo bebo y bebo, de tu sangre hervida 
y cayendo como estatua te nombro
donde me recojes de mil escombros.

Juntos somos los cómplices desatados
bebiendo de la suerte de un destino
y guardas en las copas tu liquido divino
aquel que a la cama me ha llevado

lunes, 14 de enero de 2013

de "Anatemas", por René Silva Catalán



M2

Ayer soñé con nuestra nueva casa            soñé
que jamás se nos llovía

Soñé con la pintura que más nos gusta
la de las cejas largas del abuelo Juan        soñé

Que le diría a la vida si nos preguntara
si es católico o de ocultista desayunar cada domingo
temprano en la cama                           juntitos los tres

Soñé

Que sus vidrios eran gentilmente limpios
como para engañar al juego de la escondida uno dos tres
                                                                salir a buscar
el cariño dejado atrás con tanta prisa

Esa era tu casita

Con los piropos pastel que le pintaste
en ese óleo ancho encaramado hasta Los Andes

Allí sentábamos al crepúsculo
toda la tarde                                           perfumada a pan amasado

y en su magenta se sacudía
la carcajada furiosa de la chimenea
que heredaríamos de tu madre.

Extraído de "Anatemas" - Libros del Tata Santiago - Bolivia (2012)

viernes, 11 de enero de 2013

Aprendizaje - por Amanda Espejo


Entonces, dime...
¿Alguna vez te aprendiste mi espalda?

¿Caminaste a paso firme los adoquines de mi columna
deslizando tu cuerpo por sus lomas de huesos curvos
lamiendo - de paso - la textura leve de mis pecas
y el quiebre altivo de mi cintura?

¿Sellaste con tus labios al final del recorrido
 la hondonada tibia donde se guarece
la última vértebra de la serpiente?

Y si no lo has hecho...
¿Cómo puedes saber
quién es la que duerme a tu lado?

lunes, 7 de enero de 2013

Lightshadows


una contribución de / a contribution by Beatrice Lethei
gracias por compartir / thank you for sharing!