Bitácora poético/cletera...que es lo mismo ni es igual
Journal for poetry and cycling lovers ...that is the same yet it's not equal

martes, 18 de diciembre de 2018

La Mujer que amo - por David Lethei



LA MUJER QUE AMO

La Mujer que amo es
trébol; espalda abierta, beso exquisito
acuario multicolor.

La Mujer que amo quiere que la ame
o mejor, que no la ame
y en secreto guarde
soberano silencio.

La Mujer que amo es cruel
hiere cual navaja y su pecho
frágil frágil pide tiempo
frágil frágil clama amor.

La Mujer que amo es un regalo
pero ella no lo supo,
ella no lo sabe
ella no lo quiere saber.

La Mujer que amo es una mujer entera
devota amazona
ardiente pantera.  

Hay un sabor que compartimos
con la Mujer que amo.
Nuestras bocas lo saben.
Nuestros sexos lo saben.

La Mujer que amo es libre
la amo valiente, enaltecida
aunque no entienda mi lenguaje.

Y aunque se cobije en otros brazos
nos visitamos por las noches
incluso cuando no queremos.

Y es que nos hemos arraigado
con fuerza a todo lo que fuimos
y a lo que un día llegaremos.

A la Mujer que amo;
A todos los perfumes que habitan en su nombre.
A todos los futuros aún no escritos en su espalda.
A todos los instantes en que la haré otra vez feliz.

Se lo dejo claro al mundo:
Tú no habitas mi pasado
Sino muy por el contrario
Me harás todo lo que seré.

Y eso es porque tú eres
la Mujer que amo
la que me hace feliz
de que sea feliz.




Foto por / Photo by
David Lethei

martes, 11 de diciembre de 2018

LOVE IS THE HARDEST WORK, por David Lethei



Love is the hardest work

Es fácil sentir que se ama
cuando el otro está cerca
cuando las dificultades son escasas
y el ardor sigue a tope;
el desafío es hacerlo cuando muy por el contrario
incluso el cielo conspira en tu contra.

Es fácil decir que se ama
cuando todo resulta,
cuando no hay desacuerdos
que solucionar con amor;
es fácil decir que se ama cuando no hay discusión.

Es fácil,
vender que se ama
cuando no hay nada que perder
es fácil hacernos creer que se ama
cuando abunda el calor.

Lo difícil es hacerlo cuando las rabias nos comen.
Lo difícil es hacerlo cuando sentimos dolor.
Lo difícil es cuando nos abruma el orgullo,
cuando todo lo que saboreamos es rencor.

El desafío es que llegada la hora de escoger
pongamos por delante el amor.



Foto por / Photo by
David Lethei

martes, 4 de diciembre de 2018

El Juego de las Lágrimas, por David Lethei

EL JUEGO DE LAS LÁGRIMAS

En el juego de las lágrimas
se puede hallar de todo;


Están los que cambian emociones como quien cambia un panorama.
Los que se guardan lo que sienten por el qué dirán.
Los que se tardan una vida en tomar decisiones.
A los que se los come el orgullo, la rabia y el rencor.
Los que esperan los esperen sin preguntas ni acertijos.
Los que se creen jueces, deciden solos, y a tu espalda.
Los que sólo aman etiquetas, y que están llenos de prejuicios.
Y aquellos que simplemente, nunca han sabido cómo amar.
También están los intensos, los que transforman tu mundo.
Y los que pasan indolentes, incapaces de crecer.
Los que se ofrecen, alma abierta, al salto al vacío no le temen.
Y los que no quieren ver, no quieren ver.
Están los ciegos, sordos, mudos
            que hay que gritarles a la cara que los amas para que se den cuenta.
Y los incondicionales, capaces de amarte contigo o sin ti.
Están los que olvidan; lugares, momentos, promesas.
Y están los que recuerdan, hasta lo que vestían
         esa última vez…


El problema es que insistimos en mezclarnos,
cueste lo que cueste.

El problema es que insistimos en jugarlo
cueste lo que cueste.




Foto por / Photo by